Siemens Gamesa ha incorporado una nueva turbina a su plataforma Siemens Gamesa 4.X, la SG 4.7-155, que combina la experiencia y la trayectoria de la compañía en el segmento de 4 MW con un rotor de 155 metros para incrementar significativamente la producción de energía en emplazamientos de vientos bajos. Este modelo es especialmente adecuado para países como España.

El modelo SG 4.7-155 tiene una potencia nominal de 4,7 MW y está equipado con la tecnología OptimaFlexTM, lo que le permite operar en un rango entre 4 MW y 5 MW dependiendo de las condiciones del emplazamiento. Este nuevo modelo viene equipado con uno de los dos rotores desarrollados para la plataforma Siemens Gamesa 5.X, la más potente de Siemens Gamesa en el segmento onshore, que supone un importante paso hacia adelante en la estrategia de modularidad de la compañía, aprovechando de aprovechar la mejor tecnología en todas sus plataformas.

Este enfoque, que se ha venido usando en el desarrollo de otros modelos, optimiza la inversión y reduce el ciclo de desarrollo, mejora el tiempo de comercialización de nuevos productos y utiliza tecnología probada y fiable.

El desarrollo de turbinas especialmente diseñadas para zonas con vientos bajos supone un importante impulso para el desarrollo de la energía eólica onshore en mercados maduros donde los emplazamientos de gran recurso eólico son más limitados. Al aumentar el tamaño de los rotores, las turbinas son capaces de producir más energía y se incrementa así su factor de capacidad o de utilización.

“Con este nuevo modelo seremos mucho más competitivos en el segmento de vientos bajos. Además, complementa perfectamente nuestra turbina SG 5.8-170 para ofrecer a nuestros clientes la mejor opción para cubrir las necesidades de cada proyecto. Al unir las últimas innovaciones onshore y el mejor coste de energía, podemos ofrecer las mejores soluciones para la transición energética”, comentó Lars Bondo Krogsgaard, CEO Onshore de Siemens Gamesa.

El modelo utilizará una pala de 76 metros fabricada en fibra de vidrio reforzada con carbono pultruido, integrando una aerodinámica innovadora para garantizar el mejor equilibrio entre una alta producción de energía y niveles reducidos de emisión de ruido.

De hecho, la producción anual de energía en emplazamientos de viento bajo es alrededor de un 5% mayor que la del modelo SG 5.0-145, con un nivel de emisión sonora competitivo, establecido en 105dB, y con posibilidad de funcionar en modos de nivel de ruido inferior. Además, el diseño de este nuevo modelo permite incrementar la vida útil de la turbina de 20 a 25 años.

Se espera que el prototipo del nuevo modelo esté listo a mediados de 2021, y el inicio de la producción está previsto para finales de ese año.