La inversión en eólica se para en seco: 2014 ha sido el peor año de la historia del sector

22\01\2015

Madrid, jueves 22 de enero de 2015. 2014 pasará a la historia como el peor del sector eólico español. Como ha venido advirtiendo la Asociación Empresarial Eólica (AEE), la Reforma Energética ha alejado por completo a los inversores de España.

La potencia instalada eólica ha aumentado en tan solo 27,48 MW en 2014, el menor crecimiento en veinte años. De estos nuevos megavatios, tan sólo 14 MW corresponden a la instalación de un parque eólico, en Galicia. A esto hay que sumar que han entrado en funcionamiento los 11,5 MW del parque experimental Gorona del Viento, en la Isla de El Hierro. El resto son aerogeneradores aislados y aumentos de potencia nominal. Según los datos recopilados por AEE, la potencia eólica a 31 de diciembre se situaba en 22.986,5 MW.

La Reforma Energética ha sido la causa de este parón, por la inseguridad jurídica que ha generado la modificación retroactiva del marco normativo y la adopción de un nuevo sistema retributivo que permite modificar las condiciones económicas cada seis años sin que se conozca la metodología que se utilizará. Esto ha tenido como consecuencia que no se hayan instalado todos los parques que estaban inscritos en el Registro de Preasignación –unos 150 MW se han quedado fuera– y que hayan acudido sólo 15 de los 450 MW previstos a la convocatoria de Canarias, dónde el Gobierno está muy interesado en instalar nueva potencia eólica para reducir los sobrecostes de generar con centrales convencionales (para más información, pincha aquí).

Por estos mismos motivos, a día de hoy parece imposible que se den las condiciones previstas en la Planificación Energética del Gobierno para cumplir los objetivos europeos de consumo a través de energías renovables de cara a 2020. Según el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, sería necesario instalar entre 4.553 y 6.473 MW eólicos en seis años. Sólo en 2015 y 2016, considera que habría que instalar 2.500 MW, lo que supondría volver a crecer a ritmos de los años anteriores a la Reforma con unas condiciones mucho más restrictivas. Es más, el Ejecutivo no ha convocado las subastas que serían necesarias según la nueva regulación para instalar nueva potencia. La Planificación del Gobierno muestra la importancia de la eólica para España y la necesidad de que AEE y las empresas sigan trabajando en propuestas que mejoren las condiciones del sector en el contexto actual. 

Las cifras definitivas de 2014 confirman otra de las advertencias de AEE: que el eólico iba a ser el sector más perjudicado por la Reforma Energética. El recorte total de ingresos sufrido por el sector en el año ha alcanzado los 1.063 millones de euros, un 27% (incluidos los incentivos, los ingresos en el mercado y el impuesto del 7%).

A pesar de este insignificante aumento de potencia en 2014, la eólica se situó como la segunda tecnología del sistema eléctrico en el año, con una generación de 51.138 GWh y una cobertura de la demanda eléctrica del 20,4%, según datos provisionales de Red Eléctrica de España (REE).

Evolución de la potencia eólica instalada año a año en España (en MW)

Fuente: AEE


El balance por autonomías

Según los datos recabados por AEE, que hace un seguimiento de todas las empresas del sector en España y utiliza el criterio de acta de puesta en servicio definitiva para realizar los cálculos, las únicas comunidades autónomas dónde aumentó la potencia eólica en 2014 fueron Galicia y Canarias (ver cuadro).

 

Reparto por Comunidades Autónomas

Fuente: AEE
(*) Incluye ampliaciones y parques experimentales
(**) La nueva potencia es un aumento de la potencia nominal de evacuación del parque; no se han hecho  nuevas instalaciones.

 

Reparto por fabricantes de la potencia eólica

Fuente: AEE
(*) La nueva potencia es un aumento de la potencia nominal de evacuación del parque; no se han hecho  nuevas instalaciones.

 

Descargar nota de prensa

Para más información:
Departamento de Comunicación AEE
Tfno. 91 745 12 76
comunicacion@aeeolica.org
www.aeeolica.org

← Regresar

Ir arriba